Loading…
Logo Catalog

Clamidia

ID: ANH23272es
MEDICAL ANIMATION TRANSCRIPT: La clamidia es la enfermedad o infección bacteriana de transmisión sexual más frecuente en todo el mundo. Es más frecuente en las mujeres que en los hombres. Los gérmenes que causan la infección son unas bacterias diminutas llamadas Chlamydia trachomatis. Se puede contraer clamidia de una persona infectada durante las relaciones sexuales vaginales, anales u orales. Si una mujer embarazada tiene clamidia, puede transmitírsela a su bebé cuando este se desplaza por el canal del parto al nacer. En el organismo, la infección comienza cuando las bacterias se adhieren a las células del tejido que recubre muchas de las cavidades corporales, denominado epitelio mucoso. Una vez adheridas las bacterias comienzan a invadir este tejido. Dentro de la célula, las bacterias empiezan a multiplicarse. Cuando escapan para infectar otras células, las bacterias pueden dejar intacta la célula de la que proceden o esta puede destruirse al liberarse las bacterias. La infección bacteriana hace que las células inmunitarias del propio organismo penetren en el tejido. Esto inflama y daña el tejido mientras las células inmunitarias intentan eliminar la infección. Por desgracia, algunas de las bacterias pueden evitar la destrucción inmunitaria dentro de las células. El principal riesgo de contraer clamidia es mediante el sexo oral, anal o vaginal sin protección con una persona infectada. Puede tener un riesgo elevado si ocurre lo siguiente: si es una persona sexualmente activa y es una persona joven, especialmente una mujer joven, si no siempre utiliza preservativos durante las relaciones sexuales, si tiene más de una pareja sexual o si es un hombre que tiene sexo con hombres. Muchas personas no presentan síntomas. Si se presentan síntomas, es posible que no aparezcan hasta varias semanas después de la infección. Los síntomas que puede presentar una mujer incluyen flujo anormal de la vagina o del canal de parto, dolor al mantener relaciones sexuales o sensación de ardor al orinar. Un hombre puede tener síntomas similares como una secreción anormal del pene, una sensación de ardor o picazón en la punta del pene, o una sensación de quemazón al orinar. Tanto en hombres como en mujeres, la clamidia también puede infectar el recto que es la última parte del intestino grueso. Los síntomas de infección en el recto pueden incluir dolor, secreción anormal o sangrado. Si no se la trata, la infección puede causar enfermedad inflamatoria pélvica en las mujeres. Esto significa que la infección se ha extendido al útero y a las trompas de Falopio. La enfermedad inflamatoria pélvica puede provocar dolor en la pelvis, infertilidad que significa no poder quedar embarazada o embarazo ectópico, es decir, un embarazo que crece fuera del útero, normalmente en una de las trompas de Falopio. Este tipo de embarazo no puede llegar a término. Si una mujer da a luz mientras tiene clamidia no tratada su bebé pueden hacer antes de tiempo tener una infección ocular llamada conjuntivitis neonatal o padecer neumonía. Tanto en hombres como en mujeres, la clamidia no tratada puede causar artritis reactiva. Se trata de una inflamación dolorosa de las articulaciones como reacción a la infección. Lo positivo es que la clamidia puede curarse con antibióticos como la doxiciclina o la azitromicina. También se le puede resultar un segundo antibiótico, como la ceftriaxona para tratar una posible infección por otra enfermedad de transmisión sexual llamada gonorrea. Las personas que padecen clamidia suelen infectarse al mismo tiempo con gonorrea. Es importante saber que es posible que el tratamiento no repare los daños que la enfermedad ya haya causado en el organismo. Puede reducir el riesgo de contraer clamidia si solo mantiene relaciones sexuales con una pareja estable que no tenga relaciones sexuales con otras personas y que haya obtenido un resultado negativo en la prueba de detección de clamidia. También reduce el riesgo si practica sexo seguro, lo que significa tomar medidas antes y durante las relaciones sexuales para evitar contraer o propagar la clamidia. Por ejemplo, utilizar preservativos de forma correcta cada vez que tiene relaciones sexuales puede reducir el riesgo. La forma más confiable de evitar contraer clamidia es practicar la abstinencia. Esto significa no practicar sexo vaginal, anal ni oral. Para obtener más información sobre la clamidia, hable con un profesional de la salud.

Nucleus Medical Media Disclaimer of Medical and Legal Liability

Nucleus Medical Media ("Nucleus") does not dispense medical or legal advice, and the text, illustrations, photographs, animations and other information ("Content") available on this web site is for general information purposes only. As with any medical or legal issue, it is up to you to consult a physician or attorney for professional advice. YOU SHOULD NOT DISREGARD PROFESSIONAL MEDICAL OR LEGAL ADVICE BASED ON CONTENT CONTAINED ON THIS WEB SITE, NOR SHOULD YOU RELY ON THE CONTENT ON THIS WEB SITE IN PLACE OF PROFESSIONAL MEDICAL OR LEGAL ADVICE.

NUCLEUS DISCLAIMS ALL RESPONSIBILITY AND LIABILITY FOR ANY COUNSEL, ADVICE, TREATMENT, DIAGNOSIS OR ANY MEDICAL, LEGAL OR OTHER INFORMATION, SERVICES OR PRODUCTS THAT YOU OBTAIN BASED ON VIEWING THE CONTENT OF THIS SITE. THE INFORMATION ON THIS WEB SITE SHOULD NOT BE CONSIDERED COMPLETE OR SUITABLE FOR ANY PURPOSE WHATSOEVER.

Mature Content Disclaimer: Certain Content on this web site contains graphic depictions or descriptions of medical information, which may be offensive to some viewers. Nucleus, its licensors, and its suppliers disclaim all responsibility for such materials.

close