Working...
Welcome to Nucleus Catalog.
My Lightbox
 
Share
 


Use this feature to invite colleagues, clients, and associates to view this content item(s). Please supply your name and email address (for reply purposes) and the recipient's name and email address. To send the email, click the "Send" button. Fields marked with an asterisk are required. To return, click the "Cancel" button.
Terapia dirigida para las células cancerígenas
MEDICAL ANIMATION TRANSCRIPT: Si usted tiene cáncer, su médico puede recomendarle una terapia dirigida a las células cancerígenas. Las células del cuerpo crecen y se dividen como parte del ciclo celular normal. El núcleo de la célula controla este proceso. Dentro de cada núcleo, un material genético llamado ADN contiene las instrucciones para dirigir este proceso. A veces la célula del ADN se daña. Normalmente el ADN, responde al repararse por sí misma u ordena a la célula morir. Sin embargo, en el cáncer las partes del ADN de las células que dirigen la división de las células se dañan. Cuando estas secciones quedan dañadas, el ADN no puede repararse o la célula muere. En su lugar, el ADN sin reparar causa que la célula crezca y se divida sin control en más células dañadas, llamadas células cancerígenas. Un tumor se forma mientras las células cancerígenas se multiplican y se dispersan como las células normales. A medida que el tumor crece, desarrolla su propio suministro de sangre. Dado que las células cancerígenas no se adhieren tan bien como las células normales, pueden separarse e ingresar a un vaso sanguíneo cercano. Las células cancerígenas de los vasos sanguíneos pueden viajar a otras áreas del cuerpo y formar tumores adicionales. Esto se conoce como metástasis. Otros tumores se pueden formar en áreas tales como los pulmones, el hígado y los huesos. Otra forma en la que el cáncer se puede diseminar a otras áreas del cuerpo es a través del sistema linfático. Las células cancerígenas pueden ingresas a los vasos linfáticos cercanos al tumor y luego viajar a pequeñas glándulas denominadas ganglios linfáticos. Si las células pasan a través de los ganglios, es posible que continúen viajando a través del sistema linfático y que formen tumores adicionales. Si usted tiene cáncer, su médico puede recomendarle una terapia dirigida a las células cancerígenas. La terapia dirigida contra el cáncer, ataca las características que comparten todas las células cancerígenas y a la vez, limita el daño a las células normales. Existen dos tipos de terapia dirigida. Un tipo incluye medicamentos de molécula pequeña que trabajan en el interior de las células cancerígenas. El otro tipo incluye medicamentos llamados anticuerpos monoclonales que trabajan en el exterior de las células cancerígenas. Estas terapias funcionan en una de cuatro maneras. Algunas bloquean las señales que las células cancerígenas utilizan para crear nuevas células cancerígenas. Otras liberan sustancias tóxicas que matan o dañan las células cancerígenas. Algunas terapias estimulan las células del sistema inmunológico para que destruyan a las células cancerígenas. Otras bloquean el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos alrededor de las células cancerígenas privando a las células de los nutrientes que necesitan para crecer. Dependiendo del medicamento que su médico le recomiende, usted puede recibir medicamentos orales, inyección o infusión intravenosa. Si usted recibe infusión intravenosa, se le insertará una aguja en la vena de la mano o del brazo. Se colocará una bolsa con el medicamento cerca de usted con un tubo que conectará la bolsa a la aguja. El medicamento goteará lentamente a través del tubo hacia la aguja y luego pasará al torrente sanguíneo. Cuando haya recibido una dosis del medicamento, se retirará la aguja. Después de recibir terapia dirigida, su médico controlará sus signos vitales para asegurarse de que no exista ningún efecto secundario. Usted regresará a casa el mismo día.
Primary Recipient 
Additional Recipient - 1 Remove
Additional Recipient - 2 Remove
Your Name and Email Address