Working...
Welcome to Nucleus Catalog.
My Lightbox
Item ID: MON321   Source ID: 2

Description:

X

(Semana 13 hasta el final de la semana 26)
Está adaptándose a la preciada vida que lleva en su interior. Conozca qué cosas les pueden pasar en el segundo trimestre.

Cambios en el cuerpo
La mayoría de las mujeres se siente mucho mejor durante el segundo trimestre de embarazo que durante el primero. Pero es igual de importante que se mantenga informada sobre el embarazo durante estos meses.

Podría notar que algunos síntomas tales como las náuseas y la fatiga estén desapareciendo. Pero ahora suceden otros cambios a su cuerpo, nuevos y más notorios. El abdomen se expande a medida que aumenta de peso y el bebé sigue creciendo. Y, antes de la finalización de este trimestre, ¡sentirá que su bebé está comenzando a moverse!

Es probable que continúen muchos de los dolores y molestias que tuvo en el primer trimestre. Por eso, recuerde seguir los consejos de los Aspectos Básicos sobre el Embarazo para evitar y aliviar estas molestias.

Algunos de estos dolores y molestias pueden aparecer por primera vez durante el segundo trimestre:

  • Dolor en el abdomen, ingle y muslos
  • Lumbagos
  • Falta de aliento
  • Estrías
  • Cambios cutáneos
  • Hormigueo en las manos y dedos de los pies
  • Picazón en el abdomen, palmas y plantas de los pies. Llame a su médico si tiene náuseas, pérdida de apetito, vómitos, ictericia o fatiga, combinados con picazón. Pueden ser señales de un grave problema hepático llamado colestasis de embarazo.

Aumento de peso
Todas suben de peso a diferentes velocidades. En promedio, es normal aumentar aproximadamente una libra (medio kilo) por semana o aproximadamente entre tres y cuatro libras (1.36-1.8 Kg) por mes durante este trimestre.

Cambios en el cuerpo
Hacia el final del segundo trimestre, el bebé pesa aproximadamente 1¾ libras (aprox. 800 gramos) y mide aproximadamente 13 pulgadas (aprox. 33 cm). Con este crecimiento, viene el desarrollo de los dedos de las manos, dedos de los pies, pestañas y cejas. Alrededor del quinto mes, ¡podría sentir que su bebé se mueve! Hacia al final de este trimestre, todos los órganos esenciales de su bebé, como el corazón, pulmones y riñones, ya están formados.

Pruebas y procedimientos en el 2° trimestre
Ecografías
Durante el segundo trimestre, debería seguir consultando a su médico para recibir cuidados prenatales. La mayoría de las embarazadas hacen consultas mensuales en el consultorio de su médico o partera hasta el final del este trimestre.

Durante el segundo trimestre, su médico puede hacerle una ecografía para ver si el bebé se está desarrollando de manera saludable y para averiguar el sexo del bebé. También, se le ofrecerán pruebas de detección para buscar defectos de nacimiento genéticos.

Los defectos de nacimiento son ocasionados por problemas con los genes del bebé, factores heredados transmitidos por la madre y el padre durante la concepción. Los defectos de nacimiento genéticos también ocurren, a veces, en personas sin antecedentes familiares de dicho trastorno. Las mujeres de más de 35 años tienen las más altas probabilidades de tener bebés con defectos de nacimiento.

Algunas pruebas de diagnóstico y detección que su médico le podría sugerir en el segundo trimestre son:

Amniocentesis
Esta prueba se realiza en embarazos de, al menos, 16 semanas. Consiste en que su médico inserta una aguja delgada a través del abdomen, en el útero, en el saco amniótico para tomar una pequeña cantidad de líquido amniótico para hacer la prueba. Las células del líquido se cultivan en un laboratorio para buscar problemas en los cromosomas. También se puede buscar la AFP en dicho líquido. Aproximadamente 1 de cada 200 mujeres tiene un aborto espontáneo como consecuencia de esta prueba.

Muestreo de vellosidades coriónicas (CVS)
Esta prueba se hace entre las 10 y 12 semanas de embarazo. El médico inserta una aguja en el abdomen o inserta una sonda a través del cuello del útero para llegar a la placenta. Después, el médico toma una muestra de las células de la placenta. Estas células se cultivan en un laboratorio para buscar problemas en los cromosomas. Esta prueba no puede averiguar si el bebé tiene defectos del tubo neural abierto. Aproximadamente 1 de cada 200 mujeres tiene un aborto espontáneo como consecuencia de esta prueba.

Prueba de detección mediante marcador sérico materno
Este análisis de sangre se denomina de muchas maneras, por ejemplo, prueba de detección de marcador múltiple, prueba de triple marcador, test cuádruple y otros. Esta prueba se suele hacer entre las 15 y 20 semanas de embarazo. Busca la existencia de defectos de nacimiento tales como síndrome de Down, trisomía 18 o defectos del tubo neural abierto. Los médicos toman una muestra de sangre. Buscan 3 químicos en la sangre: la alfafetoproteína (AFP) (fabricada por el hígado del feto) y dos hormonas de embarazo: estriol y gonadotropina coriónica humana (hCG). A veces, los médicos buscan una cuarta sustancia en la sangre llamada inhibina-A. Las pruebas de inhibina-A pueden aumentar la capacidad de detectar fetos con un mayor riesgo de desarrollar síndrome de Down.

Los niveles mayores de AFP están asociados con los defectos del tubo neural abierto. En las mujeres de 35 años y más, esta prueba detecta el 80% de los fetos con síndrome de Down, trisomía 18 y defectos del tubo neural abierto. En este grupo etáreo, hay una tasa del 22% de falsos positivos (se obtiene un resultado positivo, cuando en realidad el feto no tiene ninguno de estos problemas de salud). En las mujeres menores de 35 años, esta prueba detecta el 65% de los fetos con síndrome de Down y hay una tasa del 5% de falsos positivos.

Ecografía de nivel II
El mejor momento para hacerse una ecografía de nivel II es entre las 18 y 20 semanas de embarazo. La mayoría de los problemas vinculados con la forma en que se podría formar su bebé se puede observar en este momento. Es probable que no se observen algunos defectos físicos tales como pie zambo y defectos cardíacos.

Su médico también puede hacerle una ecografía para ver si su bebé tiene algún defecto del tubo neural, como la espina bífida. En la mayoría de los casos, si desea averiguar el sexo del bebé, puede preguntarle a su médico durante esta prueba. No es la prueba más precisa para el síndrome de Down. Sólo 1 de cada 3 bebés con síndrome de Down manifiesta alguna anomalía en la ecografía realizada en el segundo trimestre.

Fuente: Centro Nacional de Información para la Salud de la Mujer Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Oficina sobre la Salud de la Mujer



Negacion medica/legal


 
Recent Comments
 

No comments have been posted.


 
Post a Comment