Working...
Welcome to Nucleus Catalog.
My Lightbox
 
Share
 


Use this feature to invite colleagues, clients, and associates to view this content item(s). Please supply your name and email address (for reply purposes) and the recipient's name and email address. To send the email, click the "Send" button. Fields marked with an asterisk are required. To return, click the "Cancel" button.
Píldoras de control de natalidad
MEDICAL ANIMATION TRANSCRIPT: Aproximadamente una vez al mes se desarrolla una serie de eventos denominada ciclo menstrual para preparar el cuerpo de una mujer para el embarazo. Niveles cambiantes de sustancias químicas naturales en el torrente sanguíneo denominadas hormonas controlan estos eventos. Los órganos reproductores afectados por estas hormonas incluyen la vagina, el cuello uterino, el útero, las trompas de Falopio y los ovarios. Los ovarios producen dos hormonas principales dominadas estrógeno y progesterona. A medida que el nivel de estrógeno empieza a aumentar, la mucosidad espesa normal del cuello uterino adelgaza. El estrógeno también activa otras hormonas para que uno de los ovarios libere un óvulo. Este proceso se denomina ovulación. Si una mujer mantiene relaciones sexuales durante este período, las células reproductivas masculinas denominadas espermatozoides pueden pasar a través de la mucosidad más delgada para fertilizar un óvulo. En el útero, el estrógeno engrosa el endometrio y lo prepara para recibir un óvulo fertilizado. El aumento de niveles de progesterona provoca que las glándulas de la pared liberen un líquido que alimenta el óvulo fertilizado también hace que la mucosidad adelgazada del cuello uterino se vuelva a espesar lo que evita el paso de los espermatozoides. Si no se fertilizó un óvulo, los niveles de estrógeno y de progesterona empiezan a disminuir. Esta disminución en los niveles hormonales provoca la menstruación un proceso en el cual el útero elimina el revestimiento de tejido interno y la sangre a través de la vagina. Las píldoras anticonceptivas son medicamentos que una mujer toma a diario para evitar quedar embarazada. La píldora combinada es el método de control de natalidad más frecuente y eficaz. Contiene tanto estrógeno como progestina, que es una hormona producida por el hombre similar a la progesterona. El estrógeno y la progestina de la píldora mantiene constantes los niveles de estas hormonas en el cuerpo. Estos niveles evitan que el cuerpo libere hormonas similares que provocan la ovulación. Sin la ovulación, no hay un óvulo disponible para la fertilización y por lo tanto una mujer no puede quedar embarazada. La progestina también evita el embarazo ya que mantiene la mucosidad del cuello uterino lo suficientemente espesa como para que los espermatozoides no puedan pasar por él. Un tercer efecto de la progestina en el embarazo es su influencia en la pared del útero. A diferencia de la progesterona natural la progestina difiere un poco químicamente. Con el tiempo, hace que el endometrio sea más delgado en lugar de más grueso. Como resultado, si se fertiliza un óvulo, la pared puede ser demasiado delgada como para que este pueda permanecer en el útero de manera que sale del cuerpo en el siguiente periodo menstrual. En general, las píldoras combinadas vienen en envases de 28 días Según la marca de la píldora, las primeras 21 a 24 píldoras son activas ya que contienen hormonas. Las ultimas cuatro a siete píldoras son inactivas o píldoras recordatorias que no tienen hormonas. Las píldoras inactivas permiten que los niveles hormonales del cuerpo disminuyan para que se pueda producir el sangrado durante el ciclo menstrual. Aunque las píldoras inactivas no contienen hormonas la mujer permanece protegida contra un embarazo durante este período. Las píldoras inactivas también se denominan píldoras recordatorias, porque ayudan a la mujer mantener el hábito de tomar una píldora anticonceptiva diario. Existen otras píldoras que solo contienen progestina llamadas mini píldoras. Al igual que la píldora combinada, la progestina en las píldoras que solo contienen progestina evitan el embarazo al impedir la ovulación y provocar el engrosamiento de la mucosidad cervical y el adelgazamiento de la pared del útero. Las mujeres pueden elegir píldoras que solo contienen progestina si no toleran el estrógeno de las píldoras combinadas debido a efectos secundarios u otros motivos médicos. Las píldoras que solo contienen progestina son activas. El sangrado menstrual con las píldoras que solo contienen progestina puede producirse una vez al mes, esporádicamente durante el mes o es posible que no se produzca sangrado. Para una máxima protección contra embarazos, es importante tomar las píldoras que solo contienen progestina a la misma hora todos los días. Tanto las píldoras combinadas como las píldoras que solo contienen progestina tienen una eficacia de un 99% en la prevención de embarazos si se utilizan correctamente. Esto implica que aproximadamente una de cada cien mujeres quedará embarazada cada año si no las utiliza de manera correcta. Sin embargo, tienen una eficacia de alrededor de un 92% si se utilizan de forma habitual lo que significa que aproximadamente ocho de cada cien mujeres quedarán embarazadas cada año si no recuerdan tomarlas todos los días.
Primary Recipient 
Additional Recipient - 1 Remove
Additional Recipient - 2 Remove
Your Name and Email Address