Working...
Welcome to Nucleus Catalog.
My Lightbox
 
Share
 


Use this feature to invite colleagues, clients, and associates to view this content item(s). Please supply your name and email address (for reply purposes) and the recipient's name and email address. To send the email, click the "Send" button. Fields marked with an asterisk are required. To return, click the "Cancel" button.
Laminectomía cervical posterior y fusión
MEDICAL ANIMATION TRANSCRIPT: Si tiene una afección en su cuello que ejerce presión en su médula espinal o nervios espinales, su médico puede recomendar una laminectomía vertical posterior y fusión. La columna en su cuello también es llamada columna cervical. Tiene siete huesos llamados vértebras. La parte frontal de cada vértebra es llamado el cuerpo vertebral, excepto para la primera vértebra. Entre la mayoría de las vértebras hay un amortiguador suave de cartílago, llamado disco intervertebral. La parte posterior de cada vértebra tiene una sección curva llamada arco vertebral. Excepto para la primera vértebra, cada arco vertebral tiene una proyección ósea llamada apófisis espinosa. En cada lado de la apófisis espinosa, se encuentra una pieza plana del hueso llamada lámina. El arco vertebral de cada vértebra rodea y protege su médula espinal, una columna de tejido nervioso que conecta su cerebro a otros nervios en su cuerpo. Su médula espinal pasa a través de un espacio cerrado, llamado el canal vertebral, que está formado por los arcos vertebrales de sus vértebras. Con el tiempo su columna cervical puede desarrollar problemas, como un disco encogido, herniado o roto, o crecimientos óseos en sus vértebras llamados espolones óseos. Estos cambios pueden estrechar su canal vertebral y ejercer presión en su médula espinal o en los nervios que salen de ella. La presión puede provocar dolor de cuello y rigidez o dolor, adormecimiento y debilidad en sus brazos o manos. Antes de cualquiera de los procedimientos, se colocará una vía intravenosa. Usted puede recibir antibióticos a través de la vía intravenosa para disminuir las probabilidades de infección. Se le administrará anestesia general para dormirlo y para que no sienta dolor durante el procedimiento. Se le insertará un tubo respiratorio por la boca y a través de la garganta para ayudarlo a respirar durante la operación. Su cirujano hará una incisión en la parte posterior de su cuello, las láminas de las vértebras afectadas serán expuestas. Las apófisis espinosas y las láminas serán removidas de las vértebras afectadas para aliviar la presión en su médula espinal y en sus nervios. A continuación, su cirujano removerá la capa exterior del hueso. Se fijarán placas o varas de metal a sus vértebras con tornillos. Su cirujano puede utilizar algunos tejidos óseos llamados injertos óseos usualmente tomados del hueso coxal. Este injerto óseo será colocado a lo largo de sus vértebras. Estos pasos son realizados de modo que sus vértebras crezcan juntas o se fusionen. Su cirujano cerrará sus incisiones en la piel con suturas, pegamento quirúrgico o grapas. Su cuello puede ser colocado en un collarín para mantenerlo quieto mientras sus vértebras se fusionan. Después de la cirugía se le retirará el tubo respiratorio y se lo trasladará al área de recuperación para controlarlo. Le darán medicamentos contra el dolor si fuese necesario. Usted puede ser dado de alta del hospital dentro de dos a tres días después de su procedimiento. Utilizará un collarín para su cuello por varias semanas, mientras sus vértebras se fusionan.
Primary Recipient 
Additional Recipient - 1 Remove
Additional Recipient - 2 Remove
Your Name and Email Address