Working...
Welcome to Nucleus Catalog.
My Lightbox
Item ID: ANH20241es   Source ID: 2

Description: MEDICAL ANIMATION TRANSCRIPT: La inmunización es el proceso de hacerse inmune a una enfermedad o de protegerse contra ella, generalmente mediante la aplicación de una vacuna. Las vacunas estimulan el sistema inmunitario con el fin de protegerlo de ciertas enfermedades para que no se enferme ni contraiga una infección. Por lo general, los órganos y las células del sistema inmunitario defienden al organismo de gérmenes nocivos, como las bacterias y los virus. Las células inmunitarias circulan de manera constante por el cuerpo. Vigilan ciertas sustancias en las superficies de las células llamadas antígenos. Las células sanas tienen antígenos diferentes de los de las células enfermas o de los invasores extraños en el cuerpo. Las células... More

X

MEDICAL ANIMATION TRANSCRIPT: La inmunización es el proceso de hacerse inmune a una enfermedad o de protegerse contra ella, generalmente mediante la aplicación de una vacuna. Las vacunas estimulan el sistema inmunitario con el fin de protegerlo de ciertas enfermedades para que no se enferme ni contraiga una infección. Por lo general, los órganos y las células del sistema inmunitario defienden al organismo de gérmenes nocivos, como las bacterias y los virus. Las células inmunitarias circulan de manera constante por el cuerpo. Vigilan ciertas sustancias en las superficies de las células llamadas antígenos. Las células sanas tienen antígenos diferentes de los de las células enfermas o de los invasores extraños en el cuerpo. Las células inmunitarias suelen ignorar los antígenos de las células sanas. Pero cuando las células inmunitarias encuentran antígenos en los gérmenes, destruyen el germen. Después, la célula inmunitaria fija el antígeno del germen en su superficie. Esto activa otros tipos de células inmunitarias para ayudar a deshacerse de la infección. Por ejemplo, algunas células inmunitarias activadas reconocen el antígeno de las células infectadas del organismo y luego las destruyen. Otras células inmunitarias activadas llamadas células plasmáticas producen moléculas llamadas anticuerpos. Estos anticuerpos viajan a través del organismo y se fijan solo a los gérmenes que tienen su antígeno específico. Esto marca el germen de la destrucción. Luego, otras células inmunes atacan a los gérmenes que tienen estos anticuerpos. Una vez que la infección desaparece, algunas de las células inmunes que fueron expuestas al antígeno se convierten en células inmunitarias de "memoria". En el futuro, si el mismo tipo de germen vuelve a infectar su organismo, las células inmunitarias de memoria estarán listas para destruirlo para que no se enferme. Esto se llama inmunidad natural. En muchos casos, durará toda la vida. El problema de obtener una inmunidad natural por tener la enfermedad en sí misma es que algunas infecciones adquiridas naturalmente pueden causar complicaciones graves o incluso pueden ser mortales. Por ejemplo, la poliomielitis puede provocar una parálisis permanente o la muerte. El sarampión puede causar una inflamación en el cerebro, lo que provoca un daño cerebral permanente o la muerte, especialmente en los niños menores de cinco años. Y la tos ferina, también conocida como tos convulsa, puede causar complicaciones como la neumonía, detención de la respiración o respiración lenta y la muerte, especialmente en los bebés menores de un año. Aunque los síntomas pueden no ser graves en todas las personas, no es posible saber quienes se verán lo suficientemente afectados como para enfermarse gravemente o incluso morir. Las vacunas pueden protegerlo de contraer estas enfermedades y de sus síntomas nocivos. Cada vacuna contiene una pequeña cantidad de gérmenes debilitados o muertos. Por lo general, se recibe una vacuna en forma de inyección. Dentro de su organismo, las partículas de los gérmenes de la vacuna "enseñan" a las células inmunitarias a atacar estos gérmenes. Este proceso no lo enferma, pero sí hace que su organismo produzca células de memoria y anticuerpos para esos gérmenes. En consecuencia, si ese germen infecta su organismo más adelante en su vida, su sistema inmunitario estará listo para combatir la infección para que no se enferme. Los principales tipos de vacunas incluyen: vacunas vivas y atenuadas; vacunas inactivas; vacunas toxoides; y vacunas de subunidades y conjugadas. Las vacunas vivas atenuadas usan gérmenes vivos pero debilitados. Son como una infección natural y proporcionan una fuerte inmunidad a la enfermedad. Ejemplos son las vacunas en aerosol nasal contra el sarampión, la paperas, la rubéola, la varicela y la gripe. Las vacunas inactivas utilizan gérmenes inactivos o muertos. Es posible que con el tiempo necesite varias dosis o inyecciones de refuerzo. Ejemplos de ello son las vacunas contra la hepatitis A, la gripe, la poliomielitis y la rabia. Las vacunas toxoides protegen contra las sustancias nocivas producidas por los gérmenes, llamadas toxinas. Utilizan versiones debilitadas de las toxinas llamadas toxoides. Es posible que necesite inyecciones de refuerzo para mantener la protección contra las enfermedades. Ejemplos de ello son las partes de difteria y tétanos de la vacuna DTaP. Las vacunas subunitarias y conjugadas utilizan solo una parte específica de un germen. Proporcionan una fuerte inmunidad a esa parte esencial del germen. Estas vacunas también pueden requerir inyecciones de refuerzo. Ejemplos de ello son la parte de la vacuna contra la tos ferina de la DTaP y la vacuna contra la hepatitis B. Es importante saber que las vacunas no solo lo protegen a usted, sino también a su comunidad. Muchas de las enfermedades que las vacunas previenen se transmiten de persona a persona. Cuando solo se vacunan unas pocas personas de su comunidad, el riesgo de un brote de enfermedad es alto. Pero, si la mayoría de las personas están vacunadas, es mucho menos probable que una enfermedad se propague. Esto se llama inmunidad comunitaria, o de rebaño. La inmunidad de rebaño es especialmente importante para proteger a las personas que no pueden ser vacunadas. Esto incluye a las personas con sistemas inmunitarios debilitados, alergias graves u otras enfermedades. Las vacunas lo protegen a usted, a su familia y a su comunidad de enfermedades que pueden ser peligrosas o incluso mortales. Para obtener más información sobre las vacunas, hable con su proveedor de atención médica.

Inmunización: Cómo funcionan las vacunas74402
Please enable Javascript


 
Recent Comments
 

No comments have been posted.


 
Post a Comment
 

 
Available Languages