Working...
Welcome to Nucleus Catalog.
My Lightbox
 
Share
 


Use this feature to invite colleagues, clients, and associates to view this content item(s). Please supply your name and email address (for reply purposes) and the recipient's name and email address. To send the email, click the "Send" button. Fields marked with an asterisk are required. To return, click the "Cancel" button.
Hipercalemia: síntomas, factores de riesgo comunes y cuidado
MEDICAL ANIMATION TRANSCRIPT: Es posible que usted o uno de sus seres queridos haya sido diagnosticado con hipercalemia, un problema en el que hay demasiado potasio en la sangre. Este video le permitirá conocer más sobre la hipercalemia. Entre esto, los síntomas, los factores de riesgo comunes y el cuidado. Por lo general, la hipercalemia no presenta síntomas, sin embargo, los síntomas leves que podrían aparecer con paso del tiempo incluyen náuseas, debilidad muscular, entumecimiento u hormigueo. Los síntomas más severos que ocurren de forma repentina y que requieren de atención médica inmediata pueden incluir dificultad para respirar, palpitaciones cardíacas, dolor de pecho, náuseas o vómito. El cuerpo necesita mantener la cantidad correcta de potasio en la sangre para que los nervios y los músculos, entre estos el corazón, funcionen normalmente. El potasio es uno de los muchos minerales que el cuerpo obtiene de los alimentos. La mayor parte se almacena en las células del cuerpo, y una pequeña cantidad permanece fuera de las células, así como en la sangre. Los riñones sanos mantienen niveles normales de potasio en la sangre al eliminar el exceso de potasio del cuerpo a través de la orina. Existen factores de riesgo que pueden dañar o deteriorar los riñones, o evitar que el cuerpo mantenga el potasio en las células, lo cual produce hipercalemia. Algunos factores de riesgo comunes para la hipercalemia incluyen: enfermedad renal crónica, una afección en la que los riñones pierden gradualmente la capacidad de funcionar de forma adecuada; insuficiencia cardíaca, una afección en la que el corazón tiene problemas para bombear sangre al resto del cuerpo, presión arterial alta o hipertensión, una enfermedad en la que la fuerza de la sangre en las paredes de las arterias es demasiado alta y puede provocar complicaciones como insuficiencia renal crónica o insuficiencia cardíaca; diabetes, una enfermedad en la que hay demasiada azúcar en la sangre; y tomar medicamentos para estas u otras afecciones, los cuales no permiten que los riñones o el cuerpo mantengan niveles normales de potasio. Un médico puede realizar un análisis de sangre para verificar el nivel de potasio del cuerpo. Para la mayoría de la gente, un rango normal es de aproximadamente 3.5 a 5.0. La hipercalemia ocurre cuando el nivel de potasio es mayor a 5. Si se encuentra en riesgo de tener niveles altos de potasio, hable con su médico sobre las formas de controlar los niveles de potasio. Es posible que le pidan evitar o limitar el consumo de alimentos con alto contenido de potasio. Además, es posible que su médico haga cambios respecto a sus medicamentos. Para reducir al mínimo el riesgo de padecer hipercalemia es importante que conozca sus factores de riesgo, niveles de potasio, los alimentos que debe evitar y los medicamentos que toma. Hable con su médico si tienen preguntas sobre la hipercalemia o cualquier medicamento que le hayan recetado. Es importante que tome sus medicamentos según las indicaciones y que informe cualquier efecto secundario que tenga.
Primary Recipient 
Additional Recipient - 1 Remove
Additional Recipient - 2 Remove
Your Name and Email Address