Working...
Welcome to Nucleus Catalog.
My Lightbox
Item ID: MON297   Source ID: 2

Description:

X

Comenzar a recibir cuidados prenatales temprano y regularmente es una de las mejores formas de promover un embarazo saludable. El cuidado prenatal es más que el cuidado de la salud; suele incluir educación y asesoramiento en cuanto a cómo manejar diferentes aspectos del embarazo, tales como la nutrición y la actividad física, qué esperar del nacimiento en sí y las habilidades básicas del cuidado del lactante.

Las consultas prenatales también le dan a usted y su familia la posibilidad de hablar con su proveedor de atención médica sobre cualquier pregunta o inquietud vinculada con el embarazo, nacimiento o cómo ser padres. Muchos proveedores de salud recomiendan que aquella mujer que sólo está pensando en quedar embarazada consulte a un proveedor de atención médica sobre la salud previa a la concepción.

Estos son los pasos que puede tomar para reducir el riesgo de determinados problemas.

Ácido fólico y vitaminas prenatales/ previas a la concepción
El Servicio de Salud Pública de los EE.UU. recomienda que las mujeres en edad fértil tomen, al menos, 400 miligramos de ácido fólico todos los días, a través de fuentes alimenticias y/o suplementos. Para las mujeres que están pensando en quedar embarazadas, los proveedores de atención médica recomiendan complementar la dieta con ácido fólico durante tres meses antes del embarazo y, luego, durante al menos los primeros tres meses de embarazo. Las vitaminas prenatales son una buena manera de incorporar ácido fólico adicional a la dieta. Los suplementos prenatales suelen contener altas cantidades de ácido fólico y otros compuestos, tales como hierro y vitamina A. (Pero, las mujeres deben tener cuidado cuando elijan un suplemento para asegurarse de que no superen las 5,000 UI de vitamina A). Los descubrimientos de las investigaciones respaldadas por NICHD y otras agencias indican que la cantidad adecuada de ácido fólico puede ayudar a prevenir algunos defectos de nacimiento y otros problemas durante el embarazo.

Aunque la mayoría de los alimentos disponibles en los Estados Unidos están fortificados con ácido fólico, las mujeres que están pensando en quedar embarazadas se benefician con el aporte adicional de este importante componente. Puede ser difícil obtener la cantidad completa de ácido fólico sólo de fuentes alimenticias, por eso los suplementos antes de la concepción son importantes Para obtener más información sobre investigaciones auspiciadas por el NICHD con respecto a este tema, lea los comunicados de noticias de investigaciones en cuanto al ácido fólico.

Inmunizaciones adecuadas para la madre
Las mujeres que están pensando en quedar embarazadas deberían asegurarse de que han recibido las vacunas correspondientes y que son inmunes a determinadas enfermedades, tales como rubéola (o rubeola). Si una mujer se contagia de rubéola mientras está embarazada, el feto tiene un riesgo elevado de sufrir varios problemas, por ejemplo sordera, problemas cardíacos, cataratas en los ojos y retraso mental, por nombrar algunos ejemplos. Estos problemas, que se denominan conjuntamente rubéola congénita, son mucho más graves que los efectos de contagiarse rubéola en la niñez.

Los proveedores de atención médica suelen hacerle un análisis de sangre a la mujer para detectar la inmunidad contra esta infección o tratan de encontrar el certificado de las inmunizaciones de la infancia en la historia clínica de la mujer. Si una mujer no es inmune a la rubéola, debería vacunarse. El Instituto de Obstetras y Ginecólogos de los Estados Unidos (ACOG, por sus siglas en inglés) recomienda que las mujeres esperen al menos un mes después de vacunarse para tratar de quedar embarazadas. El ACOG también sugiere que las mujeres tomen medidas para evitar el embarazo durante este tiempo. Este período de tiempo puede protegerla de cualquier rastro persistente de la vacuna/ enfermedad que podría afectar al feto.

Una mujer que ya está embarazada no debería vacunarse contra la rubéola. Asimismo, si una mujer se contagia de varicela mientras está embarazada, el feto tiene un riesgo elevado de sufrir numerosos problemas, que se denominan conjuntamente varicela congénita. El nombre varicela proviene del nombre del virus que la provoca, llamado virus varicella zoster. La varicela congénita es mucho más grave que los efectos de contagiarse de varicela durante la niñez. Puede provocar cicatrices en la piel, debilitamiento o degradación de brazos y piernas, denominado atrofia, y anomalías oculares.

Al igual que para la rubéola, los proveedores de atención médica probablemente querrán hacerle un análisis de sangre a la mujer para detectar la inmunidad contra la varicela o tratarán de encontrar el certificado de inmunizaciones de la infancia en su historia clínica. Si una mujer no es inmune a la varicela, debería vacunarse. La Comisión Asesora sobre Prácticas de Inmunización (ACIP, por sus siglas en inglés), integrante de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, recomienda que todas las mujeres no embarazadas que estén en edad fértil se vacunen contra la varicela. El ACIP y la Academia Estadounidense de Pediatría recomiendan que las mujeres esperen al menos un mes después de vacunarse para tratar de quedar embarazadas. Este tiempo puede protegerla de cualquier rastro persistente de la vacuna/ enfermedad que podría afectar al feto.

Una mujer que ya está embarazada no debería vacunarse contra la varicela.

Conductas saludables
Las vitaminas y las inmunizaciones no son las únicas cosas que ayudan a promover un embarazo saludable. Cosas como la dieta, actividad física, medicamentos, fumar, consumir alcohol o drogas además de los factores ambientales pueden afectar el embarazo.

Una dieta saludable, el peso y la actividad física periódica pueden ayudar a reducir problemas tanto para la madre como para el feto durante el embarazo. Por eso, muchos proveedores de atención médica sugieren que las mujeres que están pensando en quedar embarazadas tomen las medidas necesarias para mejorar o mantener su propio nivel de salud antes de quedar embarazadas. Una dieta saludable ayuda a garantizar que el feto tenga todos los nutrientes que necesita para crecer y desarrollarse normalmente. Mantener un peso saludable, tanto antes como durante el embarazo, puede ayudar a reducir el estrés en el cuerpo de la madre y disminuir el riesgo de determinados trastornos en el embarazo. Estar activa antes y durante el embarazo, si lo aprueba un proveedor de atención médica, puede ayudarla a mantener un peso saludable y puede mejorar el funcionamiento de los sistemas circulatorio, cardiovascular y óseo.

Igual de importante es alejar del cuerpo de la madre cosas que pueden ser peligrosas. Por ejemplo, algunos medicamentos usados para tratar varias enfermedades y afecciones pueden afectar el crecimiento y desarrollo del feto. Determinados suplementos de hierbas y altas cantidades de vitaminas también pueden dificultar la concepción y pueden impactar en la salud del feto durante el embarazo. Hasta la cercanía de determinados materiales, tales como pinturas y plaguicidas, pueden poner en riesgo la salud del feto. Las mujeres que están pensando en quedar embarazadas deben conversar todos estos factores con sus proveedores de atención médica. Pueden ser recomendables algunos cambios en el uso de medicamentos o suplementos o cambios en el ambiente durante el embarazo.

Las investigaciones muestran que es posible que fumar, tomar alcohol o consumir drogas incluso esporádicamente o en pequeñas cantidades durante el embarazo ocasiones problemas de salud en el feto, algunos de ellos, graves. Muchos de estos problemas pueden tener efectos de por vida. El consumo de alcohol y drogas también puede dificultar la concepción en algunas mujeres.

Para reducir el riesgo de problemas durante el embarazo, los proveedores de atención médica recomiendan que las mujeres dejen de fumar, tomar alcohol y consumir drogas completamente, lo antes posible antes de comenzar a intentar quedar embarazadas. Deben llevar un estilo de vida libre de tabaco, alcohol y drogas en todo el embarazo y después del nacimiento, ya que muchas de estas sustancias pueden filtrarse al sistema del bebé por medio de la leche materna.

Si está pensando en quedar embarazada, hable con su proveedor de atención médica sobre cómo promover un embarazo saludable, de una manera tal que se tengan en cuenta su historia clínica y estilo de vida.

Fuente: Instituto Nacional de Desarrollo Infantil y Humano
Institutos Nacionales de Salud



Negacion medica/legal


 
Recent Comments
 

No comments have been posted.


 
Post a Comment